Iván Madrigal

 

Iván Madrigal estuvo involucrado en el mundo del arte desde muy joven, llegando a exponer su trabajo a los 9 años. En 2001 ingresa a la carrera de arquitectura, donde reafirma su vocación de artista plástico. Durante el 2013 presentó tres exposiciones individuales y continuó desarrollando su arte a través de la pintura y escultura.

En 2015 presentó una compilación de retratos bajo el título “18”, siguiéndole distintas exposiciones colectivas en la Ciudad de México que servirían como trampolín para dar a conocer su talento. Madrigal encontró en los playmobil su conducto para transmitir un fundamento: No todo es lo que aparenta.

En la composición de su obra resalta la convivencia entre fragmentos tersos y espacios saturados de textura, como si intentara demostrarnos que la perfección es subjetiva e inalcanzable, que la esencia trasciende el primer momento y que es esta la que realmente sobrevive, la que permanece sobre la “postura”.

Sus esculturas y pinturas representan un memorándum del duelo al que hemos sometido a nuestra esencia con nuestra apariencia, de ese juego contradictorio en el que intentamos transmitir algo al exterior y que al ser forzado nos deja marcados, como los vestuarios y contornos de sus personajes, pero que al final queda al descubierto.